Clases de sal

SAL MARINA Y SAL VACUUM

La Sal, es un elemento imprescindible para la vida del ser humano, se encuentra, disuelta en el agua del mar, en una proporción media de 35 gramos por litro de agua, en lagos, en manantiales y en forma pura en yacimientos. El origen, y las diferencias en los sistemas de producción de la sal, determinan las cualidades y calidades de las mismas.

VILLASAL JF, S.L. comercializa y distribuye SALES MARINAS y SALES VACUUM, sometidas a procesos de producción que garantizan su máxima calidad. En sus procesos de producción: Sistemas de gestión de la calidad, Normas ISO 9001, y Sistemas de gestión medioambiental ISO 14001. CUMPLIENDO con las normas europeas para el uso de la sal en el tratamiento de aguas para consumo humano, NORMA: UNE EN 973 A, y el uso de la sal en los sistemas de electrolización, productos utilizados para el tratamiento de agua para piscinas NORMA UNE EN 16401 A.

las sales marinas:

LA SAL MARINA, es un producto natural, granulado de color blanco, cristalino, inodoro, de sabor salino franco, limpio, suelto y soluble.

El proceso de elaboración se realiza en ciclos anuales y se basa en la precipitación del cloruro sódico por evaporación del agua de mar, obteniéndose así distintas concentraciones de salmueras hasta su definitiva cristalización. Estos cristales son sometidos a procesos de lavado, centrifugado, triturado y envasado, obteniendo un producto de máxima calidad y pureza, con un contenido superior al 99 por ciento en materia seca.



las sales vacuum:

LA SAL VACUUM, es un producto de alta pureza y uniformidad, los cristales son blancos inodoros, solubles en agua y sabor salino franco.

El proceso de elaboración parte de una materia prima con un contenido de cloruro sódico próximo al 90 %, mediante un proceso de disolución y purificación se obtiene una salmuera limpia y saturada.

Una planta de cristalización por compresión mecánica de vapores somete a la salmuera a una temperatura próxima a los 120ºC, produciéndose la evapo-cristalización que permite su clasificación granulométrica y la obtención de una sal con un contenido en cloruro sódico superior al 99,80% NaCl y unos niveles de insolubles casi inexistentes. El proceso de secado de lecho fluido consigue una humedad inferior al 0,1%.